Por qué es tan importante fabricar maquinaria más ligera

Hoy queremos hablar de un tema que es muy importante: conseguir reducir el peso en el terreno de la ingeniería. Para ello, adaptamos un artículo de LinkedIN de Gilbert Peters Why weight reduction is relevant to (almost) everything,  fundador y propietario de Fransiscó, una compañía de ingeniería independiente, especializada en ingeniería ligera, apasionada por los compuestos, la fabricación aditiva y la optimización de topología.

Peters nos pone en primer lugar el claro ejemplo del avión, que mientras más ligero sea se necesitará menos combustible para que aterrice y costará mucha menos energía para mantenerlo en el aire. Pero los beneficios del peso ligero van mucho más allá de la industria aeroespacial.

¿Qué pasa si hablamos de una línea de producción ligera? Estamos hablando de una línea de producción que opera mucho más rápido y además si usa un brazo robótico de bajo peso, puede posicionarse con más precisión y ser ajustado con más facilidad. Además, las piezas ligeras son más fáciles y más rápidas de instalar y de reemplazar, cosa que en algunos casos incluso nos libraría de tener que usar medidas de seguridad concretas o ayudas de instalación. Y no solo eso. Tener una línea de producción ligera deriva en que usemos componentes más baratos para propulsar, mover o posicionar aquellas partes ligeras.

Pero las ventajas no terminan. Si tenemos piezas ligeras, necesitamos menos material para fabricarlas, especialmente si hablamos de fabricación aditiva. Se trata de una rueda, en la que entramos a hablar de economía circular, pues productos y materiales se reutilizan en vez de destruirse.

 

Pero ¿Cómo reducir peso?

La fabricación aditiva nos permite usar materiales fuertes y resistentes, ligeros y que permiten fabricar geometrías complejas. La otra opción que nos da Peters es la topología, donde se aplica material de manera eficiente solo en aquellos lugares donde contribuye a la resistencia y rigidez de la pieza.

Como ya sabéis, en FICEP S3 apostamos por la fabricación aditiva para fabricar maquinaria industrial. Creemos que es la mejor manera para conseguir geometrías complejas que de otro modo no nos serían posibles de fabricar o nos representaría un coste –de tiempo y de material- muy alto. Y por otro lado, nos permite precisamente esto: conseguir piezas muy ligeras y muy resistentes, que usan mucha menos energía para moverse y que en consecuencia, desatan una rueda de beneficios que mejoran el medio ambiente, consiguen ahorrar energía y fabricar maquinaria que opera con mayor precisión y rapidez.